Sanar el corazón

Sanar el corazón Romina Demicheli

Rafael Heredia es un abogado de treinta y ocho años, que después de mucho tiempo vuelve a Santa Rosa de Calamuchita por la muerte de su padre, de quien estaba distanciado. Decidido a poner en orden los papeles y volver cuanto antes a Buenos Aires, se entera que su padre les dejó la casa a Aitana Medina y su nieta Abigail, a las que no conoce. Ellas tienen, además, una tienda de antigüedades en la misma propiedad, de la que se ocupa Abigail. Rafael queda bastante impresionado con la chica, una pelirroja de veintitrés años, que parece muy segura de sí misma y, a la vez, muy frágil. Quiere descubrir por qué su padre, un médico muy respetado en el pueblo, les dejó la casa. 

Con el tiempo, Rafael se entera de otro deseo de su padre: debe quedarse al menos un año en Santa Rosa y cuidar a las Medina. Abigail rechaza la idea porque no quiere ser una carga para nadie, pero Rafael está decidido a convencerla y a conquistarla. Cuando la salud de su abuela se deteriora de manera irreversible, Abigail descubre en Rafael a un hombre que la hace sentir amada y protegida.

más info

Pero nada será un camino recto entre los dos. Habrá desvíos y dudas hasta que puedan reconocer lo que los une.

AUTOR/A

Romina Demicheli

Romina Demicheli

Es la historia de amor entre un hombre, que tiene el corazón herido, y una mujer que llega a su vida de modo inesperado para sanarlo.

más info

Nací en Buenos Aires, Argentina. Estudié Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires. Soy escritora por vocación, disfruto mucho leer desde que aprendí a los seis años. A los ocho leí Mujercitas,de Louisa May Alcott, y ese fue el momento en que me enamoré para siempre de la lectura y se convirtió en mi eterno pasatiempo. 

Les guardo un cariño especial a algunos escritores por ayudarme a forjar mi camino en las letras, como Manuel Mujica Láinez, Gabriel García Márquez e Isabel Allende. Empecé a escribir en la adolescencia algunos breves textos impulsada por mis lecturas y la curiosidad que me despertaba la historia argentina. Lo que más me apasiona es inventar historias teñidas de un especial romanticismo. Nunca le mostré a nadie lo que escribía. Hasta ahora. 

COMENTA: Historias de Pasión